martes, 31 de marzo de 2009

¡No hay salvadores de las MyPE!

Por: Eduardo Lastra D.

El Partido Aprista Peruano (PAP) más conocido como APRA acuñó y mantuvo por años la frase: “Solo el aprismo salvará al Perú”. Hace poco su actual dirigente máximo y quien en nombre de ese partido gobernó el país entre el 80 y el 85, ha dicho que ese slogan ya no va más, porque nadie por sí solo puede salvar al Perú, que es una tarea de todos de manera concertada.

Con relación a las micro y pequeñas empresas también tenemos experiencias que demuestran la imposibilidad de que una sola persona u organización (política o de otra naturaleza) pueda “salvar” a las MyPE, es decir solucionar sus problemas.

Han sido varios los que llegaron a importantes puestos de decisión política, usando la supuesta o auténtica representación de las MyPE. Por ejemplo: Máximo San Román, llegó a ser vicepresidente de la República, igual que David Waisman, incluso el propio presidente Toledo declaró que su gobierno era de los pobres y para los pobres.

La pregunta es: ¿acaso por haber tenido “representantes” y hasta “defensores” la micro y Pequeña empresa (MyPE) ha resuelto o siquiera atenuado de manera significativa sus acuciantes problemas?. Y la respuesta es un rotundo NO. Quizá hasta se han agravado.

Pero ya comenzamos a ver el nacimiento o reactivación de movimientos políticos y candidaturas, que pretenden subirse sobre las adoloridas espaldas de las MyPE, para que si las urnas se los permiten, esos “salvadores” sean los únicos que lleguen a disfrutar de las gollerías del poder y del erario nacional, regional o municipal.

Las “vedetes” que ya tuvieron “su” congresista pueden corroborar que son temas diferentes el del bienestar de “su representante” con la mejoraría de los representados.

Mientras no tengamos congresistas o parlamentarios preparados para entender y comprender la problemática de nuestro subdesarrollo y estar en la aptitud y actitud de evaluar adecuadamente las medidas realistas -que propongan partidos, gremios o expertos- para solucionarla en todos sus dimensiones y aspectos, los problemas de las MyPE, del agro, de la industria, de la educación, del turismo, de la seguridad ciudadana, de la corrupción, de la pobreza, etc., seguirán vivitos y coleando por años, independiente de si tienen representantes en la política y el gobierno o no.

Con todo respeto, quien dice “yo represento a las MyPE, porque tengo mi pequeño negocio o porque soy de tal o cual gremio o he organizado tal partido político para defender a las micro y pequeñas empresas, y por lo tanto desde el Congreso o ministerio haré que sus problemas se resuelvan”, creo que en lo más íntimo de su conciencia sabe que no es cierto. Dicen que hacer demagogia es prometer algo que uno ya sabe que no se cumplirá.

(*) 29 de Agosto de 2005

No hay comentarios:

Publicar un comentario