viernes, 29 de octubre de 2010

De “problemólogos” a “solucionólogos”

Por: Eduardo Lastra D (*)

No es lo mismo hablar de los problemas que solucionarlos. Tampoco es igual solucionar los problemas de acuerdo a intereses particulares que hacerlo en función a las necesidades de las mayorías.  Por eso son distintos los propósitos y objetivos de los liderazgos grupales respecto de los nacionales y trascendentes. 

En este contexto, es diferente dirigir una empresa privada que una empresa pública, una cooperativa  o una dependencia del Estado; ya sea municipal, regional o nacional. Por ejemplo, una empresa privada no se verá obligada -ni por la famosa responsabilidad social- a brindar sus servicios a un mercado deprimido si ello pusiera en riesgo sus utilidades, y nadie la criticaría por esa conducta de no subsidiar mercados que no le son rentables. En cambio, la administración pública tendría que atender necesidades sociales que no tienen rentabilidad financiera; por cierto, sin descuidar una gestión eficiente, eficaz y efectiva.

Traemos el tema a debate, porque gracias a las recientes elecciones y a las que ya se avecinan, muchos destacados  profesionales –con méritos logrados en la actividad privada- conformarán los órganos de  decisión en las municipalidades, gobiernos regionales y gobierno nacional, desde donde sus opiniones y sus votos determinarán acciones que pueden solucionar problemas o ser apenas paliativos.

En cuanto a la problemática de la micro y pequeña empresa (MyPE), quisiéramos que no olviden que cuando hablamos de las MyPE, estamos refiriéndonos a una realidad económica y social, donde se refugia el 75% de la fuerza laboral del país, que a través de tres millones doscientos cincuenta mil micro y pequeñas empresas aportan el 42% del Producto Bruto Interno del Perú.

Las MyPE no son una promesa de solución al desempleo. No son una carga para el erario nacional. Las MyPE ya son la solución concreta, lamentablemente mal entendidas y no bien atendidas.

Los recursos que para la legalización y formalización de las MyPE se puedan disponer en la administración pública y en la cooperación internacional, tienen que ser utilizados buscando un mayor efecto multiplicador, antes que de simple asignación de fondos para proyectos exóticos de discutido impacto social. El gobierno, en todas sus instancias, tiene que asumir un papel promotor y articulador de segundo piso; para que utilizando la capacidad negociadora del Estado, logre movilizar recursos privados y los de las propias MyPE.

Desde la administración pública, no basta con poner en marcha proyectos cuya cobertura alcance apenas al cinco o diez por ciento del universo que tiene que atenderse. Esos son órdenes de magnitud para el esfuerzo puramente privado y con aires de mecenazgo.  El desafío es mayor para los "problemólogos" que tienen ahora la oportunidad de ser "Solucionólogos" desde la administración pública.

(*) Presidente del Instituto Latinoamericano de Desarrollo Empresarial, ILADE) y Director de Mundo MyPE. 28 de Octubre de 2010.
 
 


__________ Información de ESET NOD32 Antivirus, versión de la base de firmas de virus 5576 (20101029) __________

ESET NOD32 Antivirus ha comprobado este mensaje.

http://www.eset.com

jueves, 21 de octubre de 2010

¿Lenta maduración o tiempo perdido?

En la entrevista que Jaime D Althaus le hizo al Contralor General de la República (CGR), el miercoles 20 de octubre de este año, en Canal N, el Dr. Fuad Khoury dijo que actualmente el principal ente rector del Sistema Nacional de Control está trabajando para que se prioricen las auditorias de desempeño sobre las de legalidad.
Cuando, allá por 1992, fui profesor de la Escuela Nacional de Control de la CGR, como lo recordarán nuestros alumnos de los cursos: "Calidad Total en las Auditorias" y "Reingeniería Administrativa", sostenía .desde mi óptica de administrador, que el mejor control gubernamental en un Estado Moderno, tendría que combinar el control preventivo, concurrente y posterior, y ayudar a que la Administración Pública, es decir, el funcionario, logre resultados positivos al servicio del país, sin sentirse paralizado por el "controlismo".
Igualmente, defendíamos como hasta ahora, que mientras no haya conciencia de servicio a la ciudadania, no tendríamos una burocracia honesta. Los trabajadores del Estado, de carrera o póliticos, habrán de tener esa "vocación de servicio público", si no, terminarán siendo una suerte de simples "mercenarios".
Me alegró escuchar a este importante funcionario del país, manejar conceptos de gestión adecuados y sentirlo comprometido con una tarea de apostolado.
Mis felicitaciones de simple ciudadano.
Eduardo Lastra D.
 
 


__________ Información de ESET NOD32 Antivirus, versión de la base de firmas de virus 5552 (20101021) __________

ESET NOD32 Antivirus ha comprobado este mensaje.

http://www.eset.com

viernes, 15 de octubre de 2010

Empoderando a los de abajo

El mapa empresarial peruano puede estratificarse de la manera siguiente: Empresas grandes 800 unidades, empresas medianas 11 mil, empresas pequeñas 50 mil, y las microempresas tres millones doscientas mil (3´200,000). De modo que, las microempresas representan el 98.10% del universo empresarial y sumadas las micro y pequeñas empresas (MyPE) hacen el 99.63%.

Siempre tendremos una suerte de pirámide empresarial, en cuya base estará la mayoría y en la cúspide la minoría. Por supuesto que se produce un fenómeno de movilidad que permite que muchas microempresas lleguen a figuras en la lista de las grandes corporaciones. Sin embargo, no veremos que la pirámide se invierta y los tres millones de microempresas puedan alcanzar el rango de grandes empresas.

Por otro lado, sabemos que la construcción de una sociedad sustentada en una economía moderna de mercado, requiere de un empresariado realmente competitivo y ético; es decir, de empresarios que trabajen para ganar dinero, sin descuidar sus responsabilidades para con sus clientes, sus trabajadores, sus socios accionistas, sus proveedores, sus competidores, el Estado y el medio ambiente. Esta Responsabilidad Social Empresarial (RSE), corresponde ser asumida por todos y cada uno de los estamentos, desde la microempresa hasta la más grande transnacional.

Por lo menos, hasta fines del año 1995 -en que nosotros desde ILADE comenzamos a incursionar en el tema de la microempresa, desde nuestro programa radial MUNDO MyPE, que se transmitía por Radio Omega- no vimos un accionar deliberado y estratégico para apoyar el funcionamiento competitivo de las micro y pequeñas empresas (MyPE), desde el Estado ni desde el ámbito privado. Actualmente, 15 años después, el ambiente Pro-MyPE ha experimentado algún avance positivo, por lo menos en mayor preocupación y la implementación de determinadas acciones de promoción. Falta si, una más eficiente y estratégica articulación de dicho esfuerzo público y privado.

En ese contexto, la opción que tomamos en ILADE y Mundo MyPE, desde 1996, fue la de colaborar con los empresarios de la micro y pequeña empresa para que tengan un desempeño legal y formal, camino hacia la competitividad, independientemente del tamaño de la organización que tuvieran que manejar. Nuestros servicios son en el campo de la capacitación empresarial y la asesoría en gestión.

Por supuesto que las MyPE necesitan, en mayor escala, que desde el sector privado y público, se complementen sus titánicos micro empujes, con mejor acceso a mercados, con fuentes de financiamiento menos onerosas, con una auténtica simplificación administrativa, con regímenes tributarios realmente equitativos, y con apoyo para constituir una representación sectorial que les permitan ser interlocutores representativos del gobierno local, regional y nacional, en la búsqueda de las soluciones a sus problemas, sin tener que estar pensando en conformar su propio partido político para cambiar la situación.

viernes, 1 de octubre de 2010

Quien quiera que sea

Por: Eduardo Lastra D. (*)

 

Los de "derecha", los de "izquierda", los de "centro", los "ricos" y los "pobres", en último análisis queremos vivir en una sociedad que nos permita ganarnos la vida decentemente, y no ver esos extremos de opulencia y miseria; y no ser, por supuesto, esa  "clase media"  pauperizada.

 

Probablemente la mayoría de los electores de nuestra patria no sabemos distinguir entre teorías ni modelos político-económicos, y aun teniendo a la vista los programas de gobierno no comprendemos lo que significan las propuestas ahí contenidas; pero sí que sufrimos sus consecuencias cuando no se logran materializar las condiciones de desarrollo equitativo, y las encandiladores promesas se pierden en el olvido de quienes las hicieron en plazas y canales de televisión.

 

La desesperación y la angustia causadas por el hambre y la frustración, hacen que en momentos electorales esas mayorías apuesten por quienes parecen ser los salvadores de los pobres. Sin embargo, la historia muestra cómo son traicionadas las esperanzas de los desposeídos, de la manera más descarada.

 

Se ha dicho que el pueblo se  equivoca, porque su voto tiene un alto contenido temperamental y hasta de ignorancia. Puede ser. Pero, quien realmente tiene la responsabilidad de no equivocarse, es el que recibe esos votos y con ellos, por cierto, las gollerías del poder.

 

Aceptemos que en el fragor de la campaña electoral, la búsqueda de los votos hace que los candidatos prometan "el oro y el moro". Mas, cuando esos votos definen al gobernante (a), quien triunfó tiene la obligación de generar un clima de tranquilidad política, para lo cual la moderación formal y la sensatez conceptual tendrían que ser los ingredientes básicos de las palabras y los actos del futuro mandatario o mandataria, quien quiera que sea.

 

La ciudadanía requiere un clima de paz social, para encarar la difícil tarea de construir una sociedad sin pobreza extrema. Para ello el gobernante, quien quiera que sea, tiene que concertar y ser eficiente en el uso de los recursos y logro de los objetivos nacionales, dentro de un sistema democrático.

(*) Presidente del Instituto Latinoamericano de Desarrollo Empresarial (ILADE) y Director de MUNDO MyPE. 10 de Julio de 2006.

 

 


 


__________ Información de ESET NOD32 Antivirus, versión de la base de firmas de virus 5496 (20101001) __________

ESET NOD32 Antivirus ha comprobado este mensaje.

http://www.eset.com