jueves, 1 de noviembre de 2012

CALIDAD DE LOS OBJETIVOS

 

Por: Eduardo Lastra D.

 

Una de las responsabilidades de un gerente es la de lograr los resultados esperados; es decir, de hacer que la organización (área) a su cargo logre sus objetivos. Muchas veces esta tarea no se consigue a cabalidad únicamente porque no se tienen objetivos debidamente determinados.

 

Para que un objetivo tenga, efectivamente, la calidad adecuada debe cumplir con las siguientes características: Ser preciso, ser realizable, ser desafiante, y ser compatible.

 

Ser preciso: Para que un objetivo sea tal, o sea se diferencia de las simples buenas intenciones, debe tener precisión o dicho en otras palabras tiene que ser mensurable (medible), para esto necesariamente tendrá que estar expresado en números. Un objetivo debe estar definido por uno o más parámetros (unidades de medida) como: fecha, hora, costo (S/. ó US$), peso, tamaño, volumen, cantidad, etc.

 

Ser realizable: Además de haber sido plenamente cuantificado un objetivo de ser factible de su concreción. De nada vale decir que vamos a lograr "un trescientos por ciento (300%) de incremento en algo" cuando eso es imposible de conseguirlo en los hechos. Un buen objetivo es aquel que está "dentro de nuestras fuerzas" para concretarlo.

 

Ser desafiante: El riesgo de cuidar la factibilidad de un objetivo es que pudiéramos ser demasiado conservadores, cautelosos, inclusive llegar a la mediocridad; por lo que es recomendable pensar en el esfuerzo adicional que debemos hacer. Por ejemplo, si se considera que podemos incrementar en un 15% el rendimiento de algo, un autodesafío sería ponernos una meta de 16%. Ese uno por ciento adicional representa la característica de desafiante.

 

Ser compatible: Especialmente cuando estamos planeando y programando objetivos empresariales, tenemos que atender su coherencia; es decir, que mantengan relación armoniosa con los objetivos de otras áreas. Por ejemplo, el objetivo de entregar regalos navideños a los hijos de los socios, por un importe de S/. 100,00 a cada uno, no es compatible con la capacidad económica de la cooperativa.

 

La calidad de los objetivos determina la calidad de los planes y programas, por ello es importante que los responsables de áreas operativas, nos vayamos acostumbrando a formular objetivos que nos ayuden a tener un mejor desempeño y rendimiento.