viernes, 29 de octubre de 2010

De “problemólogos” a “solucionólogos”

Por: Eduardo Lastra D (*)

No es lo mismo hablar de los problemas que solucionarlos. Tampoco es igual solucionar los problemas de acuerdo a intereses particulares que hacerlo en función a las necesidades de las mayorías.  Por eso son distintos los propósitos y objetivos de los liderazgos grupales respecto de los nacionales y trascendentes. 

En este contexto, es diferente dirigir una empresa privada que una empresa pública, una cooperativa  o una dependencia del Estado; ya sea municipal, regional o nacional. Por ejemplo, una empresa privada no se verá obligada -ni por la famosa responsabilidad social- a brindar sus servicios a un mercado deprimido si ello pusiera en riesgo sus utilidades, y nadie la criticaría por esa conducta de no subsidiar mercados que no le son rentables. En cambio, la administración pública tendría que atender necesidades sociales que no tienen rentabilidad financiera; por cierto, sin descuidar una gestión eficiente, eficaz y efectiva.

Traemos el tema a debate, porque gracias a las recientes elecciones y a las que ya se avecinan, muchos destacados  profesionales –con méritos logrados en la actividad privada- conformarán los órganos de  decisión en las municipalidades, gobiernos regionales y gobierno nacional, desde donde sus opiniones y sus votos determinarán acciones que pueden solucionar problemas o ser apenas paliativos.

En cuanto a la problemática de la micro y pequeña empresa (MyPE), quisiéramos que no olviden que cuando hablamos de las MyPE, estamos refiriéndonos a una realidad económica y social, donde se refugia el 75% de la fuerza laboral del país, que a través de tres millones doscientos cincuenta mil micro y pequeñas empresas aportan el 42% del Producto Bruto Interno del Perú.

Las MyPE no son una promesa de solución al desempleo. No son una carga para el erario nacional. Las MyPE ya son la solución concreta, lamentablemente mal entendidas y no bien atendidas.

Los recursos que para la legalización y formalización de las MyPE se puedan disponer en la administración pública y en la cooperación internacional, tienen que ser utilizados buscando un mayor efecto multiplicador, antes que de simple asignación de fondos para proyectos exóticos de discutido impacto social. El gobierno, en todas sus instancias, tiene que asumir un papel promotor y articulador de segundo piso; para que utilizando la capacidad negociadora del Estado, logre movilizar recursos privados y los de las propias MyPE.

Desde la administración pública, no basta con poner en marcha proyectos cuya cobertura alcance apenas al cinco o diez por ciento del universo que tiene que atenderse. Esos son órdenes de magnitud para el esfuerzo puramente privado y con aires de mecenazgo.  El desafío es mayor para los "problemólogos" que tienen ahora la oportunidad de ser "Solucionólogos" desde la administración pública.

(*) Presidente del Instituto Latinoamericano de Desarrollo Empresarial, ILADE) y Director de Mundo MyPE. 28 de Octubre de 2010.
 
 


__________ Información de ESET NOD32 Antivirus, versión de la base de firmas de virus 5576 (20101029) __________

ESET NOD32 Antivirus ha comprobado este mensaje.

http://www.eset.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario