sábado, 18 de septiembre de 2010

Alcaldes y el desarrollo local

Por: Eduardo Lastra D. (*)

Imagino que ningún alcalde espera terminar linchado por la turba de su propio pueblo. Sobre todo cuando se postuló y compitió para ganar las elecciones que lo llevó a ser cabeza de un concejo municipal que debe ser un autentico gobierno local.

 

Una visión extremadamente materialista de la vida personal y social ha privilegiado en las autoridades ediles una marcada preocupación por "hacer obras". Lamentablemente la mayoría de las veces obras puramente ornamentales y físicas.

 

Las obras llamadas sociales y de desarrollo humano, por lo general han sido relegadas a últimas prioridades, si acaso no olvidadas.

 

Por otra parte, la gestión municipal  es identificada por la población como la búsqueda casi desesperada de incrementar las rentas, de burocratismo y hasta de abuso.

 

¿Qué es lo que la ciudadanía esperaría de su gobierno municipal, en términos generales?

 

En primer lugar, que tenga una concepción de agente generador del desarrollo local. El alcalde y sus regidores son el gobierno de su circunscripción. Están para hacer posible una vida más satisfactoria de su comunidad. Son pues los promotores del desarrollo integral del municipio. No confundir municipio con municipalidad que es precisamente sólo el órgano de gobierno. En este sentido, deberían promover la satisfacción de todas las necesidades de los munícipes, es decir, los vecinos, dentro de las posibilidades reales tanto de recursos locales como de los que recibe por transferencias del gobierno nacional.

 

 En segundo lugar, que actúe con una conducta realmente democrática y por lo tanto dialogante. No solamente cumpliendo su responsabilidad de formular los presupuestos participativos, donde se priorizan las obras; sino haciendo sentir a los vecinos que, como dicen en los discursos, que el palacio municipal y la alcaldía están permanentemente con las puertas abiertas para reclamaciones y sugerencias.

 

En tercer lugar, que toda actividad empresarial y productiva sea incentivada y apoyada, de tal manera que especialmente los empresarios de la micro y pequeña empresa  no sean tratados como delincuentes, sino como auténticos generadores de riqueza y prosperidad.

 

Para sumir esta importante y trascendental responsabilidad todas las personas que desean ser autoridades municipales, deben prepararse adecuadamente para no generar más frustraciones en la población y no frustrarse ellas mismas.

 

(*) Presidente del Instituto Latinoamericano de Desarrollo Empresarial (ILADE) y director de MUNDO MyPE. 26 de Mayo de 2004.


__________ Información de ESET NOD32 Antivirus, versión de la base de firmas de virus 5460 (20100918) __________

ESET NOD32 Antivirus ha comprobado este mensaje.

http://www.eset.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario