miércoles, 20 de mayo de 2009

Casos de éxito

Por: Eduardo Lastra D. (*)

En una reciente entrevista radial, me preguntaron qué pienso de los casos de éxito que se publican y publicitan, mostrando el ascenso que han tenido algunos emprendedores, que comenzaron muy de abajo y ahora son empresas grandes.

Respondí, que me parece muy bien que se difundan esas experiencias exitosas, porque son ejemplos concretos de que sí es posible hacer empresa en nuestro país, a pesar de todas las dificultades que todavía se dan, especialmente para los pequeños emprendimientos. Tanto creemos en su positivo efecto demostración, que desde 1996 en nuestro programa radial, luego en la TV y actualmente en nuestro periódico MUNDO MyPE, presentamos lo que llamamos “Testimonios Empresariales” de los empresarios de las MyPE.

Sin embargo, nosotros no mostramos a los que fueron MyPE y que ahora ya son grandes compañías. Presentamos los casos de los empresarios que sobreponiéndose a todos los problemas, siguen manteniendo los pocos puestos de trabajo que han podido generar y que se esfuerzan por insertar en sus pequeños negocios los conceptos y las técnicas de la gestión competitiva, a expensas de sus precarios recursos económicos.

Esto lo hacemos, porque alentamos la búsqueda de la competitividad relativa en cada una de las unidades empresariales, independiente de su tamaño; porque estamos convencidos que si los tres millones doscientos cincuenta mil empresarios de las MyPE del Perú, pudieran creer que desde su pequeño negocio están sirviendo al país, al atender adecuadamente a sus clientes, con buen trato, buena calidad y precios justos, estarían contribuyendo con elevar la productividad y por tanto los índices de desarrollo de toda la sociedad.

También creemos que es imposible que los 3´250.000 micro y pequeñas empresas del Perú se transformen en medianas y grandes compañías; entonces no tienen que esperar a crecer, para recién de grandes desempeñarse dentro de los parámetros de la competitividad productiva. Aquí y ahora, las MyPE podemos y debemos actuar, con criterios y conductas de plenitud empresarial. Esto es, trabajando sostenidamente para ser eficientes, eficaces y efectivas.

(*): Presidente de ILADE y director de Mundo MyPE.

1 comentario:

  1. Tiene mucha razón Licenciado, sobresalir frente al resto es muy bueno asi como mantenerse en la constante lucha por no desaparecer. en www.sedyd.com y www.serviciocontable.pe lo seguimos constantemente y tratamos de aplicar cada punto de vista tanto internamente como externamente.

    ResponderEliminar