jueves, 8 de septiembre de 2011

lo que escribimos hace cuatro años

Estrategia para reconstruir las MyPE del sur

 

Por: Eduardo Lastra D. (*)

 

Para encarar con sentido estratégico la ayuda pro-reconstrucción empresarial que debe brindarse a los empresarios de la micro y pequeña empresa de las zonas devastadas por el terremoto del 15 de agosto último, sugerimos las acciones siguientes:

 

1.-Inventario. Establecer, por cada zona o localidad, cuántos negocios micro y pequeños operaban antes del terremoto. Con cuánto de capital de trabajo funcionaban. Cuál era su nivel de eficiencia y rentabilidad. Cuánto de capital de inversión requerirían para operar nuevamente. Esto tiene que hacerse con la participación de las instituciones financieras que operan en las áreas devastadas y de los propios pobladores.

 

2.-Plan de Negocios para MyPE. Todos los empresarios de la micro y pequeña empresa deben recibir una orientación masiva, para elaborar sus respectivos planes de negocios, que les permita afinar sus nuevas viabilidades empresariales. Este documento debe sustentar, de alguna manera, las donaciones y préstamos que se entregará a los empresarios de MyPE. Durante esta etapa de sensibilización y capacitación empresarial es que se tiene que ir creando conciencia de "planificación indicativa"; por ejemplo: no es conveniente que en cada cuadra haya más bodegas de las necesarias. Existen parámetros que indican que por una determinada cantidad de personas en una localidad se justifica una panadería, un colegio, un mercado de abastos, una línea de transportes, etc.

 

3.-Ingeniería financiera. Para capital de inversión de unas 60 mil empresas, tocándoles en promedio cinco mil dólares a cada una, necesitamos 300 millones de dólares. Y si les asignamos, en promedio, tres mil dólares de capital de trabajo, requerimos otros 180 millones de dólares. La inversión se devolvería a plazos no menores de diez años, mientras que el capital de trabajo en plazos no menores de tres años. Las donaciones estarían en el rubro de vivienda o instalaciones físicas del negocio. También tiene que considerarse las condonaciones de las deudas tributarias y plazos de gracia para pagos del impuesto a la renta. Recordemos que en este tópico urge mucha creatividad, donde además habrá de considerarse el criterio de rentabilidad social.

 

4.-Ventanilla Única de SDE. A través de las municipalidades distritales debe proporcionarse a las MyPE, los Servicios de Desarrollo Empresarial (SDE), que contribuiría al funcionamiento óptimo de esa masa crítica empresarial resurgida. Como segundo piso de promoción empresarial deben actuar la Dirección Nacional de MyPE del Ministerio de Trabajo, para apoyar en tareas de consorciamiento, de mejoras tecnológicas y búsqueda de mercados de exportación.

 

5.- ¡Cuidado con Frankenstein!. Las  respuestas a la necesidad y la desesperación por muy bien intencionadas que estén, pero desorganizadas y a veces caóticas, puede hacer que terminemos teniendo conglomerados humanos anti-funcionales, antiestéticos y antieconómicos. He aquí una prueba de fuego para la capacidad de coordinación del FORSUR, los gobiernos regionales y las municipalidades.

(*) Presidente del Instituto Latinoamericano de Desarrollo Empresarial, ILADE y 

     Director de Mundo MyPE. Publicado en agosto del 2007

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario